viernes, 28 de diciembre de 2012

"INDECT", EL MUNDO ANUNCIADO POR EL FILM "MINORITY REPORT" ES YA INMINENTE



El proyecto Indect es para muchos un nuevo enemigo contra nuestra privacidad, intimidad y libertad. Toda una Gestapo electrónica que se está gestando en el corazón de la Unión Europea. Es un proyecto de investigación muy ambicioso, con un presupuesto de once a quince millones de euros y en el que están implicadas varias universidades de toda Europa, entre ellas la Carlos III de Madrid.

INDECT son las siglas de "Intelligent information system supporting observation, searching and Detection for security of citizens in urban environment", un sistema "inteligente" de Información basado en la observación, rastreo y anticipación de la conducta pretendidamente criminal (según los criterios del poder político) en el entorno urbano.

Pretende tener datos de todos los ciudadanos de la UE a través de cámaras de vigilancia que tendrán sistemas de reconocimiento facial y a las personas sospechosas se les podrá abrir el micrófono del móvil y escuchar. Nos podrá monitorizar todo lo que hagamos a través de nuestros ordenadores. En un sentido absolutamente real, lo llegará a saber todo de nosotros.

El objetivo último es adelantarse a nuestros actos. Sabrá lo que estamos haciendo y lo que vamos a hacer. Si alguien se sale de esa pauta es considerado sospechoso y la lupa de Indect se fijaría sobre el. Nunca en la historia de la humanidad se ha planteado un sistema de vigilancia tan exhaustivo. El proyecto estará culminado en 2013. INDECT comunica todos los datos que se encuentran en foros, redes sociales (como por ejemplo, Facebook) y buscadores de Internet con bases de datos del gobierno, datos de comunicación y reportes de las cámaras de vigilancia. INDECT sabrá dónde estamos, qué hacemos, por qué lo hacemos y cuáles serán nuestros siguientes pasos. Sabrá quiénes son nuestros amigos y dónde trabajamos. Y (éste es su objetivo), juzgará cuando nos comportamos de manera "anormal".

Hoy día decir la verdad se podría calificar como un acto “anormal”.

Como ocurrió antes del 25-S, las detenciones preventivas en la UE se han convertido casi en una rutina frente a al cual nadie reacciona. La legislación Europea y mundial llevan años preparándonos para ello. Como por ejemplo con la ley contra la radicalización ciudadana publicada el 16 de abril de 2010 UE8570/10, un auténtico esperpento legal que la mayoría de los europeos no conoce, pero que es tan real como que el logo del Consejo de la Unión Europea es un OJO, al igual que el antiguo logo de Indect, que debía ser demasiado obvio para las críticas y le quitaron el punto a la i, dejándole el párpado como símbolo de protección.

(Fuente: http://conspiracionglobal20.blogspot.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario