miércoles, 19 de diciembre de 2012

ALAN MOORE: LA LUCIDEZ DE UN VIEJO ZORRO


Dicho sea con el mayor de los respetos. Hablamos del autor de algunos de los más importantes cómics de los últimos treinta años, como "Watchmen" (elegida por la revista Time como una de las cien creaciones de la lengua inglesa más importantes del siglo pasado), "V de vendetta" (inspiración ética y estética de todo el movimiento anti-NWO), "La liga de los hombres extraordinarios" o la monumental "From Hell", la indagación más certera acerca de la verdadera identidad de Jack "el Destripador" producida en cualquier soporte, según el parecer del autor de estas líneas. Del barbudo de Northampton que al cumplir cuarenta años decidió convertirse en mago para descubrir que "El gran acto mágico es decidir si vas a vivir en tu propia ficción", en vez de la que te suministra el gobierno. Y tiene algo que decir sobre la conspiranoia:

“Lo principal que aprendí de la teoría de conspiración es que los conspiracionistas en realidad creen en una conspiración porque es más confortante. La verdad del mundo es que es caótico. La verdad es que no son los banqueros judíos, los extraterrestres grises y los reptiloides de 4 metros de otra dimensión los que tienen el control. La verdad es aún más pavorosa: nadie tiene el control. El mundo es despiadado”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario