lunes, 15 de octubre de 2012

CONSECUENCIAS PREVISIBLES DE NUESTRA SALIDA DEL EURO (1ª parte)


Lo que sigue pretende ser una alternativa a la dolorosa devaluación interna que nos impondrán. Miren, para estar fuera de toda sospecha, yo no soy de los hipotecados ni endeudados sino mas bien de los que ahorran y son prudentes. Pero el nihilismo y el egoísmo no nos sacaran de ésta. La depresión que estamos padeciendo (dejémonos de eufemismos) es como una explosión nuclear y todos tendrán que arrimar el hombro y sacrificarse un poco para salir adelante. ¡De lo contrario les aseguro que se perderá todo! Inclusive la poca humanidad que todavía quede en algunos.

Principales escollos para nuestra salida del euro:

España depende de la inversión extranjera (que supone un 10% del PIB) y los inversores extranjeros demandarían una prima de riesgo mucho mayor por invertir en el país.

Inversores extranjeros podrían demandar pagos por anticipado o dejar de invertir previendo que el país quiere salir del euro.

Los pagos al exterior tendrían que ser aún en euros no en pesetas, tanto de las empresas españolas como de la deuda externa.

La Unión Monetaria se creó con la idea de tener tipos de cambio fijos. Si salimos del euro, el resto de la UE lo interpretaría como una depreciación y tendría consecuencias políticas (caso de Reino Unido este año).

Incluso el BCE podría parar de dejar a los bancos españoles que usen su ventanilla para préstamos a corto plazo.

España podría quedar excluida de las decisiones políticas además de salir del Ecofin, BCE…
 
En caso de necesitar ayuda externa, sería más difícil conseguirla.
 
La deuda pública frente al PIB aumentaría y colocar la deuda en el exterior sería más difícil.
 
Tener moneda propia no garantiza su estabilidad (caso de Reino Unido en el 92) y, en caso de tensiones, el Banco de España tendría que subir intereses para su defensa, con el efecto negativo en la inversión, empleo…
 
Familias y empresas al saber que sus depósitos pasarían a ser pesetas, para evitar su pérdida de valor frente al euro podrían provocar fuga de capitales.
 
Posiblemente más inflación.
 
Subida de impuestos.

Todos los inconvenientes expuestos tienen su objeción, su solución y aporto respuestas (en cierto desorden) en las líneas que siguen:

En primer lugar y de manera prioritaria, la nueva moneda debiera protegerse y no dejarla fluctuar en el mercado de divisas (al estilo China que tanto irrita a USA). A los que argumentan con lo de perder los ahorros. Que tengan por seguro que se van a evaporar en los próximos meses. Estamos a las puertas de un hundimiento generalizado del sistema financiero y bancario. La deuda es impagable como es sabido. Así que el sistema no será solvente, se esfumara todo lo capitalizado. Saliendo del euro aun se tendría una oportunidad de recuperar algo. No hay que ser iluso, el capital que podéis tener en el banco hace tiempo que voló.

Una salida del euro y la subsiguiente devaluación nos volvería interesantes para la inversión productiva (vs especulativa), seríamos más competitivos y animaría la producción local, más una cierta relocalización de lo que nuestras empresas producen fuera! Esa era nuestra baza cuando estábamos fuera del euro. No podemos ser Alemania y luchar con sus mismas armas. Con el euro no hay futuro.

Personalmente prefiero que seamos dueños de nuestro destino y recuperar una cierta dignidad a lo que nos espera.

Cuando entramos en la UE y en el euro se nos hizo una promesa implícita. Se nos hizo creer que habría prosperidad, que no habría más chapuzas, ni más corrupción (gracias a Bruselas, el parlamento el europeo, la externalización de las decisiones) y se reduciría el paro y la miseria. Para mi no se ha respetado el contrato, nos han engañado vía deuda (publicidad fraudulenta). Que interés tenemos en quedarnos en una estructura que solo nos promete dolor "ad infinitum"? Técnicamente España no tiene soberanía para nada. Y no estamos exentos de humillaciones del tipo de cambios absurdos de la constitución que salieron de Bruselas, cuando eran simples bromas entre burócratas psicópatas. Por eso mismo es necesario salir y hacerse respetar.


La deuda será pagada en la moneda que decidamos y nadie nos va a obligar a lo contrario si quieren percibir algo. Creen que nos van a invadir con tanques o algo por el estilo? Les resultaría mucho más caro. Los gobiernos hasta la fecha son soberanos, aunque se nos haga creer lo contrario por la incompetencia manifiesta de los nuestros desde que empezó esta democracia de cartón piedra.  Se intentará pagar las deudas que sean más o menos legitimas y posible de pagar favoreciendo principalmente al simple ahorrador, lo demás polvo y aire.

Aquí hay estructuras, infraestructuras, un saber hacer, una cierta integración en la economía productiva mundial (que no nos dejara tan fácilmente si se abaratan los costes). No será el fin del mundo, se lo aseguro. Nuestra capacidad de pago, así como la de TODOS los Estados occidentales esta actualmente más que comprometida y USA no tiene problemas en darle a la maquinita como también hizo UK en 2008 y 2009 para salir del atolladero al que su banca quebrada e intervenida le había llevado. Es preferible salirse de manera ordenada y voluntariamente a que nos echen sin más, sin plan B, ni paracaídas. Y estos bruselianos son muy capaces de hacerlo porque actúan con daño cerebral, incapaces de sentir empatía por el sufrimiento que provocan (véase el caso griego). Ademas de hacer pagar a justos por pecadores, en el sentido mas amplio de la expresión.

John Nash
(http://codigomatriz.blogspot.com.es/2012/04/la-inevitable-salida-del-euro.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario