sábado, 1 de septiembre de 2012

"DO THE JUAN CARLOS", EL NUEVO BAILE DE MODA


La modalidad individual y la modalidad "threesome", ambas muy resultonas.

Tras tantos años mirándose en ese espejo idealizado que es la Familia Real, la sociedad española ha tardado en seguir su campechano, sincero y generoso ejemplo. Pero nunca es tarde, y he aquí que la principal cualidad del Rey, su propensión a la caída tonta, ha servido de inspiración para el baile de moda en discotecas, geriátricos y convenciones de monárquicos: el "Do the Juan Carlos", una compleja coreografía que parte de andar en plan "las muñecas de Famosa", pero con poca pila ya, para pasar luego a un encadenamiento nada fácil de posturas inestables que termina con los bailarines en el suelo, incluso con fractura de cadera, situación que es la envidia de los demás practicantes del baile.

Un ejemplar de ujier malvado reprimiendo un arranque de Su Majestad. ¡Déjele Vd. a su aire, hombre!.

"El Rey cae muy bien por aquí" han declarado empresarios de ocio del Levante, donde este baile hace furor. "En Botswana, no tanto, pero en el primer mundo sí", remacha alguno. Su Majestad, sorprendido por el éxito de esta iniciativa, declaraba a su vez a los periodistas: "Sofía no se fía, pero yo siempre he sido muy respetuoso con la ley, sobre todo con la ley de la gravedad, y eso no que no ha ido precisamente a mi favor, pero como primero de todos los españoles he de dar ejemplo. Y lo daré, aunque mi integridad salga perjudicada". Pocos momentos después, eso sí, tuvo uno de sus habituales cambios de humor y, destempladamente, exigió a los representantes de la prensa que dejaran de hacerle vudú.

No perdamos la esperanza, proclama "JuanCar" enardecido
"Es un cachondo", declara el personal de La Zarzuela, sobrepasado por la jovial dedicación del monarca a convertirse en el émulo de Gene Kelly, Fred Astaire o Michael Jackson. "Empezó el dia que estrenó la prótesis de cadera, pensábamos que ya no iba a ser el mismo, pero nos sorprendió con esta explosión de vitalidad. ¡Es el nuevo Tony Manero!", confiesa, enfervorizado, un chambelán de palacio.

Por su parte, el médico real opina: "Todos esperábamos que al llegar Su Majestad a la edad de la doble papada se iría aletargando, como sus antepasados, que a su edad eran auténticos botarates carentes de reflejos. Pero, ¡que va!. Este hombre es la pera fermentada".

Cazadores de tendencias y enteradillos varios de la vida nocturna especulan ahora con la inminencia del "Do the Froilán", algo que podría acabar siendo otra de esas iniciativas de sus nietos que levantan suspicacias en el entorno familiar, como la abajo documentada, que en su dia protagonizó una infanta Leonor ávida de tocar las narices (al menos no practica la patada traicionera, como su primo).


1 comentario:

  1. Genial el clown, de payaso lo hace que flipas, realmente es lo suyo .

    ResponderEliminar