sábado, 8 de septiembre de 2012

COSTA RICA, NUEVA VÍCTIMA DE UN ATAQUE GEOTERRORISTA



Como muchas otras páginas y blogs, Astillas de Realidad se ha hecho eco de la denuncia de Pedro Gaete sobre el hecho de que el espectacular incremento de la actividad sísmica en el planeta obedece al uso de una tecnología secreta, camuflada detrás del proyecto Haarp, un conjunto de instalaciones con la capacidad de provocar cambios climáticos y geológicos en cualquier lugar del planeta. Dicho arma obtiene unos resultados óptimos cuando se dan una serie de condiciones objetivas, lo que en terminología científica se denomina "ventana de campo geoescalar".

Pues bien, Gaete anunció que estas condiciones se están dando ahora mismo. La "ventana" se abrió el dia 3 de septiembre y durará hasta el 18 de octubre. El juguetito de provocar terremotos está en condiciones de machacar a cualquier país díscolo con los planes de la Élite, que, pese a las denuncias reiteradas de todos los que conocemos dicha posibilidad, no se ha recatado de empezar a usarlo: el dia 5 se produce en Costa Rica el segundo terremoto más fuerte de la historia del país. De forma inmediata, 17 barcos de guerra de la marina de E.E.U.U. entran en aguas territoriales de dicho país -una nación próspera, rica en materias primas y que no tiene ejército-, autorizados por el servil parlamento costarricense que, con la ciudadanía en estado de "shock", aprueba su presencia para -oficialmente- luchar contra el narcotráfico. Pensar en una casualidad en este encadenamiento de circunstancias ya no sería ingenuidad, sería algo peor. El establecimiento del ejército U.S.A. en países devastados por un terremoto fue también la estrategia llevada a cabo en Haití, de donde aún no se ha retirado.

La coincidencia entre la ejecución de los planes del consorcio militar-armamentístico estadounidense y la aparición de terremotos es tan estrecha que desborda lo que sería estadísticamente aceptable. Así, solo dos dias después de que Japón abandonara el patrón dolar para sus exportaciones se produjo el tsunami responsable de la tragedia de Fukushima (algo de lo que ya estaba advertido el primer ministro nipón).

Estamos ante un patrón de guerra geoclimática no declarada, ignorada por los medios y, consecuentemente, por la opinión pública, terriblemente letal y eficaz. Eso sí, "terrorismo" es que un ciudadano se manifieste pacificamente.

PD: Esta entrada es la número 1000 del blog. Me hubiera gustado que una cifra tan redonda coincidera con algo positivo, pero el mundo sigue siendo un sitio turbulento. Temo que en lo sucesivo no podré mantener el ritmo de publicación que he seguido hasta ahora, pero confío en continuar con esta labor.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu entrada numero 1000. Haces una labor muy buena con tu blog espero que no lo dejes nunca cuentas con muchos apoyos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras de apoyo. La verdad es que me llegan en un momento en que las necesitaba. Intentaré estar a la altura.

    ResponderEliminar