lunes, 6 de agosto de 2012

LA MONARQUÍA POR LOS SUELOS (LITERALMENTE)

Despues de una vida plena de desenfreno, ludibrio, mujeres, y todo tipo de excesos, el heredero de Francisco Franco ha llegado a la vejez hecho un adefesio. Si no fuera porque el régimen no ahorra en gastos para cuidar de su salud, probablemente hoy ya no sufriríamos su reinado.

El rey por los suelos
En los últimos años han sido famosos sus accidentes y caidas, raudamente justificados por los medios de propaganda del régimen arguyendo que fueron causales, a veces motivados por sus actividades deportivas y otras por simple mala suerte. Lo cierto es que estos no siempre sucedieron en la ancianidad del Borbón, sino que han sido habituales a lo largo de su vida (sin contar los que ha provocado a los demás, como el que costó la vida a su hermano pequeño).

Y es que esos whiskies de más pasan factura. No solo los que tomó antes a costa del trabajo de los españoles, sino los que es incapaz de dejar de tomar en las cercanias de su muerte. Al fin y al cabo siempre estuvo acostumbrado a tener lo que queria, y su incapacidad de controlarse con el alcohol o su incapacidad para controlar su instinto mujeriego, entre otras cosas, han dado muchos quebraderos de cabeza no solo a la reina, sino a todo su entorno, empeñado en que los españoles sigan engañados con su imagen de persona noble, bonachona y con la cabeza sobre los hombros, cuando siempre se trató de un irresponsable, caprichoso y capaz de cualquier cosa para seguir dándose la gran vida.

En esta ocasion no estaba cazando elefantes acompañados de su actual rubia preferida, sino que estaba entre los que siempre le mantuvieron en el poder y a los que siempre utilizó para asegurar sus privilegios (incluso organizando un golpe de estado como el del 23F en el que el ejército fue el chivo expiatorio para que, tras su fracaso, el monarca resultara el heroe salvador de los españoles).

Seguramente, pues es algo tambien acostumbrado entre los algos cargos del ejercito del antiguo imperio español, antes tomarian unos copazos para celebrar su "hombria", y su capitan general, el rey, a pesar de su gran bagaje en ese sentido, ya no esta para esos trotes.



(Fuente: http://cuestionatelotodo.blogspot.com.es/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario