viernes, 24 de agosto de 2012

LA BBC BRITÁNICA CENSURA UN VIDEO QUE MUESTRA LA BARBARIE DE LOS REBELDES SIRIOS


Aunque "rebeldes sirios" sea un término apresurado para referirnos a un contingente de mercenarios islámicos e infiltrados de los servicios secretos occidentales que, perfectamente equipados y con apoyo logístico de los países de la OTAN han creado el caos y la desestabilización en el país para facilitar la posterior intervención "humanitaria" occidental, siguiendo el mismo guión exitosamente desarrollado en Libia. Parte de ese guión es toda la propaganda que se está volcando en los medios acerca de la supuesta legitimidad moral del FSA, propaganda manipuladora cuyas fisuras van quedando a la vista.

La BBC ha censurado una noticia que muestra a rebeldes sirios obligando a un prisionero a participar en un ataque suicida, un crimen de guerra bajo la Convención de Ginebra. La exhibición del video podría reflejar de mala manera los esfuerzos de medios occidentales por mostrar al Ejército Libre de Siria (FSA) como luchadores libertarios.



El video, cuya copia puede ser vista más arriba (la versión original de la BBC fue borrada), muestra al Ejército Libre de Siria preparando una bomba que es cargada en la parte trasera de un camión, lista para ser detonada en un "checkpoint" del gobierno en la ciudad de Alepo.

La secuencia explica cómo los rebeldes se han apoderado de un departamento perteneciente a un capitán de la policía siria. En las imágenes, los rebeldes se burlan de las fotos familiares del capitán, mientras proclaman “miren su libertad, miren lo buena que es”. Al mismo tiempo, disfrutan de la piscina de la casa.

Posteriormente, la grabación muestra a un prisionero que, según rebeldes, pertenecería a una milicia a favor del gobierno. El Ejército Libre de Siria explica que los golpes en el cuerpo del prisionero han sido realizados por sus captores anteriores. El comentarista de la BBC enfatiza lo bien que los rebeldes tratan al individuo, mostrando cómo le regalan un cigarrillo.

Sin embargo, el hombre es engañado, haciendole creer que forma parte de un programa de intercambio de prisioneros, cuando en realidad está siendo preparado para participar involuntariamente en un ataque suicida. Los rebeldes vendan los ojos del prisionero y le dicen que conduzca el camión hasta un "checkpoint" del ejército gubernamental. “Lo que él no sabe es que el camión ha sido cargado con 300 kilos de explosivos”, cuenta el narrador.

El video muestra, en una toma posterior, a los rebeldes volviendo decepcionados tras saber que el detonador a distancia falló y que la bomba no pudo hacer explosión. El narrador de la BBC, mientras tanto, admite que forzar a un prisionero a convertirse en atacante suicida “podría ser considerado ciertamente un crimen de guerra”.

Los reporteros del New York Times que grabaron el video declaran no haber tenido conocimiento del plan.

Una versión más larga del video se encuentra publicada en el canal de Youtube del New York Times. El título del video glorifica a los rebeldes -siguiendo las directrices de propaganda dictadas por el Departamento de Estado- como “leones de Twahid”.

A las pocas horas de que se publicara la noticia, ésta fue borrada de la memoria de la BBC. Intentos de entrar a la dirección original del artículo se han visto enfrentados con un “404 Página no Encontrada”.



A su vez, una versión de Youtube de la misma versión original del video que fue publicada en el canal oficial de BBC News 2012 también ha sido borrada. Aunque el video de Youtube declara que el contenido fue removido por “reclamos de copyright de la British Broadcasting Corporation (BBC)”, ésta se trata de una razón engañosa, puesto que el video no fue subido por una tercera persona, sino publicado en el canal oficial de la BBC, como la captura de pantalla demuestra a continuación:


Parece claro que la única razón para borrar el video es que contradice la imagen de "luchadores libertarios" de los rebeldes que el canal se ha empeñado en consolidar. Como ha quedado sobradamente documentado en el pasado, la realidad es distinta, ya que han sido culpables de masacres, secuestros, torturas y otros actos de brutalidad.

Esto representa un claro intento de ocultar evidencia sobre los rebeldes sirios, quienes han recibido promesas de apoyo por parte de la administración Obama con miles de dólares de los contribuyentes.

El hecho de que los rebeldes estén reclutando forzosamente a niños para combatir, construyendo bombas y llevando a cabo actos terroristas bajo la dirección de Al Quaeda (CIA) -no lo digo yo, lo proclama Hillary Clinton- es algo que los medios de comunicación alineados con la OTAN están silenciando sistemáticamente.

Esta no es la primera vez que la BBC ha sido atrapada manipulando las noticias con el fin de disfrazar la intervención de occidente en Siria. Tiempo atrás, en el mes de mayo, la BBC había utilizado la fotografía de un niño irakí muerto, que tenía más de un año de antigüedad, para representar un supuesto ataque del gobierno sirio en la ciudad de Houla.

El fotógrafo que capturó la imagen original, Marco Di Lauro, publicó en su página de Facebook lo siguiente: “alguien está usando mis imágenes como propaganda contra el gobierno de Siria, para probar la masacre”. Di Lauro contó al Telegraph de Londres que estaba “impresionado” de que la BBC fallara en verificar la autenticidad de la imagen.

Si la copia del video publicado al principio de este artículo fuera borrada también, una versión alternativa de las imágenes de la BBC, con un comentario adicional de “Fair Use”, se encuentra enlazada a continuación:

  
(Fuente: RT/Red Voltaire)

No hay comentarios:

Publicar un comentario