martes, 3 de julio de 2012

¿DÓNDE ESTÁN LOS PORTAVOCES QUE NECESITAMOS?


Este es un tema que llevo comentando mucho tiempo con las personas despiertas con las que puedo compartir estos temas. Al parecer, las voces cualificadas que pueden ejercer de portavoces del malestar general corresponden o a venerables ancianos como José Luis Sampedro o Arcadi Oliveres (los califico así sin el menor asomo de ironía, dado el reconocimiento que siempre les ha brindado este "blog"), o figuras mediáticas alejadas de nuestra inmediatez (p.ej.: Stephane Hassel, que, por cierto, tampoco es un jovenzuelo), o, sencillamente, aún no se han revelado.

Quiero aclarar también que cuando reclamo "portavoces" no estoy reclamando figuras que ejerzan de "líder" ("Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora"), y, por tanto, no lo hago para abogar por la sumisión colectiva hacia determinados referentes. Portavoz es quien sabe expresar lo que una colectividad siente y, a la vez, goza de audiencia suficiente para ser escuchado. Vivimos una sociedad de masas, y no podemos ignorar sus mecanismos de funcionamiento. Los movimientos acéfalos, como el 15-M, están destinados a la disolución y/o a la manipulación, y me temo que eso es algo que en estos momentos es dolorosamente evidente. Aclaro esto último para evitar críticas ingenuas e inoperantes.

Pues bien, quiero aprovechar estas líneas para señalar a dos figuras en ciernes a los que las circunstancias han llevado a pronunciamientos certeros y valientes, incluso arriesgados en el primer caso que voy a presentar, el de una mujer de inmensa fortaleza interior, doctora en salud pública y monja benedictina, a quien muchos descubrimos a través del video viral en el que denunció la estrategia farmacéutica para explotar la llamada "gripe A", Teresa Forcades. Esta religiosa no duda en calificar de "dictadura finaciera" la situación que vivimos, exponer abiertamente su admiración por Hugo Chávez o ejercer la más acerada crítica contra la jerarquía católica. En una entrevista emitida por Canal 33 llama abiertamente a la huelga general indefinida (una medida que conviene ir considerando).

La otra figura es el diputado más joven del parlamento español, Alberto Garzón. El siguiente video da testimonio de su lucidez:

No hay comentarios:

Publicar un comentario