miércoles, 4 de julio de 2012

CORRUPCIÓN Y NEPOTISMO EN LA COMUNIDAD DE MADRID


Es poco conocido (los "mass media" no se ocupan de divulgar estas informaciones) que el Ministerio de Fomento del PP creó y encargó a un organismo "supuestamente" autónomo, el G.I.F. (Gestor de Infraestructuras Ferroviarias) la ejecución de las obras del AVE Madrid-Barcelonaa, operación en la que cierto comisionista se embolsó nada menos que 48.000.000 €. ¿Quién fue el "espabilado"? Alejandro Agag, yerno de José Mª Aznar.

No acaban aquí las sorpresas que oculta el AVE a Barcelona.

La estación de Guadalajara, extrañamente, no está en dicha capital, sino en Yebes, un municipio con 239 vecinos censados que se halla a 10 minutos en coche.

Dado que el tren de Madrid a Guadalajara tarda 37 minutos en el recorrido, y el AVE reduce ese tiempo a 27 minutos, a los que luego hay que sumar los diez que se tarda en llegar a dicha capital, ¿qué cuenta trae el pagar un billete mucho más caro para tardar el mismo tiempo? ¿Tendrá algo que ver el hecho de que Fernando Ramírez de Haro, esposo de Esperanza Aguirre -presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid- posee junto con sus hermanos 1610 hectáreas de terreno en el municipio de Yebes y en sus aledaños? ¿O, simplemente, es que soy un malpensado?

El señor Ramírez de Haro, descendiente directo de Felipe el Hermoso (¡Viva lo rancio!) y "Grande de España" (¡idem!) puede ver sus terrenos exponencialmente revalorizados gracias al desarrollo urbanístico propiciado por la llegada del AVE. Por cierto, que los andenes de dicha línea han ido a parar a terrenos que son propiedad de Teresa Micaela Valdés, tía del marido de Esperanza Aguirre, que, aprovechando su "casual" "buena suerte", decidió construir la urbanización Valdeluz, de más de 9000 viviendas, en terrenos recalificados en 2001. El arquitecto municipal es Jaime de Grandes, hermano de Luis de Grandes, diputado del PP, y de Lorenzo de Grandes, Jefe de Prensa de la Asamblea de Madrid.

¡Cuánta prosperidad en torno a la Presidenta de la Comunidad de Madrid!

Pero, cuidado, señora Aguirre. Estos manejos son los que luego Dios castiga con un tumor cerebral ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario