domingo, 17 de junio de 2012

TENSIÓN MUNDIAL ANTE LAS ELECCIONES EN GRECIA


La hora de la verdad ha llegado. Hoy los ciudadanos griegos están convocados a las urnas para elegir al gobierno que deberá aceptar la pérdida total de soberanía de su país ante el chantaje de la U.E. o rechazar el endeudamiento cuasi-eterno a que los que Europa pretende obligarles. Ocurra lo que ocurra hoy, mañana lunes va a caer algo más que la ya casi nula confianza en una unión económica utilizada como señuelo para desvalijar a los países llamados "PIGS" (Portugal, Italia, Grecia y España, que junto con Irlanda se encuentran ahora mismo "rescatados", cuando no directamente "intervenidos"): va a revelarse lo que tiene esta "crisis" prefabricada de estrategia para imponer la unión política europea bajo la dictadura del capital alemán.

En pocas ocasiones unas elecciones de un país han provocado que el mundo entero esté conteniendo la respiración y tomando medidas en preparación por lo que pueda salir de las urnas. Y es que las elecciones en Grecia podrían suponer la salida del país de la zona euro. En Estados Unidos también siguen con mucha preocupación los comicios hasta el punto que se ha cancelado la celebración del Día del Padre (que en EEUU es el 17 de junio) para preparar el golpe financiero que puede desatar la posible salida de Grecia de la moneda única al abrir los mercados el lunes. “Realmente no creo que vaya a pasar nada, pero preferimos estar preparados”, asegura Joe Carrier, director de Legg Mason.

Pero la realidad es que el lunes por la mañana los primeros que sufrirán el golpe a las bolsas serán los mercados asiáticos. De hecho han llamado a personal adicional para trabajar este fin de semana. “Este personal de emergencia seguirán atentamente el escrutinio en las elecciones griegas“, dice Toby Lawson, broker de Newedge, quien asegura que la respuesta será mucho más “frenética” debido a la situación de los mercados.

La postura oficial de la Unión Europea es negar que se contemple este escenario, pero al mismo tiempo estudia en privado la forma de afrontar la posible salida de Grecia y el efecto contagio que la crisis podría desencadenar en algunos países, según han reconocido varias fuentes en los últimos días.
Con la vista puesta en la cumbre de líderes europeos que tendrá lugar a finales de mes, el eurogrupo tiene preparadas propuestas de alto nivel para intentar solventar la crisis de la zona euro, como la unión financiera y fiscal que tendría que basarse en una mayor coordinación de las políticas económicas de los distintos países.

“Es normal hacer planes de contingencia, es mejor estar preparado”, afirma desde el Centro Europeo de Estudios Políticos el analista Marco Incerti, que no está sorprendido de que la postura oficial de la UE sea negarse a reconocer que estos preparativos estén teniendo lugar.

A nivel mundial, Incerti también contempla como razonable la posibilidad de que los bancos centrales de los países del G20 preparen una inyección de capital para tranquilizar a los mercados por si se hace confirma la mala noticia, aunque duda de la veracidad de informaciones que hablan con tanta ligereza de esta clase de planes con tanta antelación.

Desde Bruselas se insiste en la misma postura oficial de los últimos meses. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, volvió a decir esta semana que el lugar de Grecia está en la zona del euro, siempre y cuando cumpla con los compromisos de reformas que contrajo junto con el plan de ayuda financiera internacional, de un total de 240.000 millones de euros.

Por otra parte el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, insistió también en que la solución para la crisis incluye construir una verdadera unión financiera y fiscal junto con la unión política europea que se refleje en la toma de decisiones, tal y como pide la canciller alemana, Angela Merkel.

(Fuente: http://www.laproximaguerra.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario