jueves, 14 de junio de 2012

EL RESCATE DE ESPAÑA, PASO PREVIO A LA FUTURA INTERVENCIÓN


Algunos parece que todavía no se enteran. El último, el ministro británico de Economía, George Osborne (sin relación aparente con nuestro carpetovetónico Bertín), al calificar de "deprimente" la ayuda financiera a la banca española porque se canaliza a través del Estado en lugar de inyectarse directamente a los bancos.

La Troika europea, sr. Osborne, no da puntada sin hilo ni putada sin víctima. Al implicar al Estado, éste se hace responsable de la devolución del préstamo, lo que llevará indefectiblemente a que, cuando las desastrosas entidades financieras sean incapaces de restituir el importe de las "ayudas" (lo de Bankia se va a quedar en anécdota, el "agujero" del Santander es ocho veces el montante total del rescate) sea el país, y no ninguna entidad particular, quien asuma subsidiariamente la deuda. Y cuando se ejecute la garantía del préstamo nos encontraremos con el país intervenido, el ejecutivo depuesto y España gobernada directamente desde Bruselas, sin contemplación ninguna para la soberanía nacional ni otras cursiladas que aparecen en la Constitución.

Probablemente no notemos mucho la diferencia: Rajoy lleva ya muchos meses jugando al escondite (dijo que iba a ser transparente y es lo único que ha cumplido: no le vemos) y nos hemos acostumbrado a que el Lehman Bros. Luis de Guindos de la cara (desagradabilísima cara, todo hay que decirlo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario