viernes, 8 de junio de 2012

CARTA ABIERTA A LA ASOCIACIÓN JURÍDICA "TOMÁS MORO" ACERCA DE LA ABSOLUCIÓN DEL CANTAUTOR JAVIER KRAHE


Señores impulsores del proceso a Javier Krahe:
 

Después de haber hecho perder el tiempo a las autoridades judiciales y haber perturbado el sueño de un librecreador como el señor Krahe, quisiera que no se sintieran Vds. solos a la hora de encajar una sentencia -por una vez, más que de "fallo" judicial, debemos hablar de "acierto"- que desbarata su acusación, y que les deja absolutamente desasistidos en su pretensión de hacer pagar al antedicho pecador el atrevimiento de pretender ejercer la libertad de expresión que la Constitución de este país consagra.


Por ello deseo que en estos momentos de tribulación les acompañen la emoción y el sentimiento que han suscitado en este particular, y que -solo de un modo aproximativo- puedo resumir como el más absoluto de los desprecios.

Me darían Vds. risa si no me dieran tanto asco.

Qué triste les debe resultar no poder silenciar -como hacían en los tiempos de Galileo- a quienes piensan por sí mismos, o, mejor aún, no poder callar bajo el crepitar de las hogueras a cuantos herejes disienten de sus opiniones acerca de esa verdad suya absoluta, atemporal y ajena a toda crítica o evaluación, que se siente dolida cuando alguien bromea sobre ella pero no cuando sus jerarcas encubren casos como el de Enmanuella Orlandi. Qué humillante "saberse" en posesión de la verdad y no poder imponerla. Qué triste que a ustedes la palabra "laica" parezca recordarles solo una perrita astronauta, y no una exigencia moral de una sociedad moderna, liberada de las cadenas que en otro tiempo podían ustedes arrojar sobre sus enemigos, pero que ahora se están oxidando irremisiblemente.

Por último, les recomendaría que evaluasen el nombre que han elegido para su asociación, pues no parece que usar de estandarte el nombre de un mártir asesinado bajo la razón de estado sea la mejor carta de presentación para quienes esgrimen ésta para intentar -infructuosamente- lograr sus fines. El amigo de Erasmo hubiera apreciado la ironía de todo este asunto, que parece resumirse en un problema gastronómico, dado que que el consumo de Cristo en crudo parece inobjetable, pero su horneado es -según ustedes- punible. Es de suponer que su adobo esté pendiente de aprobación. ¿Qué tal su fritura en santos óleos?.

Ustedes carecen de toda sutileza, y parecen más bien acogerse a la solemnidad de los bobos (vaya, acabo de regalarles la injuria con la que pueden denunciarme ante los tribunales; total, con la cantidad de asesinatos de E.T.A. que van a quedar impunes, en algo hay que entretener a la judicatura).

Brindo por Javier "matamoros" y les dejo con una reflexión que un amigo me regaló hace tiempo, y que podrían aplicarse en este momento: "Cuando alguien no es capaz de reírse de sí mismo, ha llegado el momento de que otros lo hagan".

Atentamente:

El "poseso de Gerasa", "factotum" de este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada