viernes, 4 de mayo de 2012

ACERCA DE LA "EJEMPLARIDAD" DE LA FAMILIA REAL (2ª parte)


A lo largo de esta monarquía que ya Juan Balansó denominó “monarquía corrupta”, todo han sido chanchullos y mentiras. A raíz de lo ocurrido se lamenta Iñaki Anasagasti en su blog:

Tanta opacidad, tanta censura, tanta manipulación de las encuestas, tantas mentiras al decir que es la institución más valorada y la más barata, cuando las dos afirmaciones son radicalmente falsas, lo mismo que la burda patraña de que el rey salvó a la democracia el 23 F cuando fue uno de sus impulsores y lo mismo cuando hablan de su ejemplar familia, cuando ni el perro les mueve la cola, todo este mundo de mentiras empieza a romperse y a verse de verdad que el rey está desnudo. [Sí, pero no “descalzo”, según vox populis, voz del pueblo, voz pública] Ha hecho falta que se cayera en una cacería de elefantes millonaria, para que todos se percataran de la segunda vida del rey. (…) Media vida haciendo la pelota a Franco y la otra media haciendo de su capa un sayo entre el incienso de la derecha y de la izquierda de España. (…) Y que este Chiquito de la Calzada, como le han denominado en la radio de ABC, nos deje en paz y dejemos de mantener su escandalosa vida impropia de un Jefe de Estado serio, inteligente y europeo. Que el rey haya hecho de su capa un sayo estando en el poder el Partido Popular difícilmente puedo llegar a entenderlo, aunque no de manera recta ni apruebe tal dejación de observar la Constitución, pero que también haya ocurrido bajo el mando del PSOE me resulta bastante más abstruso. ¡Qué socialistas de tipo tan sui generis, tan especial! Bueno, ha hecho más que de su capa un sayo, puesto que tal frase figurada y famosa significa “obrar alguien según su propio albedrío y con libertad en cosas y asuntos que a él solo pertenecen o atañe”. (DAE). Don Juan Carlos no ha obrado ad libitum, únicamente en lo de meramente de su incumbencia.

Respecto a lo de si salvó la democracia el 23 F, conozco otras versiones del mismo criterio que la de nuestro político vasco, porque sobre los que lo creen y los que lo dan como un montaje no se ha puesto sobre el tapete para probar lo uno o lo otro, se le dio la espalda por parte de los políticos e ignoro, obviamente, si lo hicieron llegar a conocimiento del rey. Por supuesto que la prensa no informó del escrito de denuncia al rey dirigido a las Cortes hace bastantes años por el coronel Martínez Inglés, el cual ha venido insistiendo en ello y publicando alguna obra –“23 F El golpe de Estado que nunca existió”- y artículos, conforme podemos ver en Internet. Amadeo Martínez Inglés es de la misma edad que el rey. Recientemente ha sido citado por la Audiencia Nacional para declarar por injurias al rey en el artículo “¿Por qué te callas ahora?” En noticia de Internet, fecha 17 del cursante abril, podemos leer este titular: “Amadeo Martínez Inglés pide como testigos en el juicio a Tejero, Bárbara Rey, Armada y Mario Conde”. Ha dirigido un escrito al juez, cuya primera consideración dice:

Como coronel de Estado Mayor, historiador militar y profesor de esta última materia en la Escuela de Estado Mayor del Ejército español me he dedicado durante más de treinta años, concretamente desde mediados de los ochenta del pasado siglo, a estudiar e investigar la vida del actual rey de España Juan Carlos I tanto en su ámbito personal como en el público e institucional.

En todos los puntos de este extenso comunicado al juez le da pelos y señales del monarca y su familia. Está firmado en Alcalá de Henares a 9 de abril de 2012. No de formularse esta pregunta: ¿Ha hecho algo aparte de preparar golpes de Estado, fornicar a destajo a cargo de los fondos reservados, navegar en el Fortuna o en el Bribón, cazar osos (borrachos en la tasa de alcoholemia legal), esquiar en Baqueira, pasarse los veranos a cuerpo de rey en Marivent y labrarse una fortuna apañadita? Ya veremos en qué queda esta cuestión, si el rey acepta defenderse al límite de la posibilidad y de la justicia: Si puede probar no ser cierto lo imputado. Pero si sólo puede recurrir a su situación de rey, y recurre, adiós el Estado de Derecho de que él mismo habla.

Niego que la monarquía sea la institución más valorada, y rechazo de plano que sea la más barata. Ninguna hay barata. Esta afirmación no puede ser más gratuita y tendenciosa cuando no hay un balance del coste de la monarquía, al menos para conocimiento público. No puede salir barato un señor que tiene que vivir –a decir de nuestro comentado Anasagasti- entre cacerías y orgías varias. La parafernalia castrense de una monarquía, la tropa a su alrededor, tanta figuración, conjunto de figurantes extras, mera opereta, constituye un gasto de la monarquía tan grande como superfluo, amén de ridículo en nuestra época. Sabido es que Alfonso XIII sentía pasión por ver esto en su palacio, pero hoy este teatro…, quedó inadecuado a las circunstancias actuales, es decir, obsoleto. E igualmente la llamada Casa Real con tanto empleado y servidumbre para una familia. La cosa contraria a la Economía, a la buena administración, de un país.

Manuel López Peralta

(Fuente: http://ultimasnoticiaspress.blogspot.com.es/2012/04/el-desagrado-que-causa-la-familia-real.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario