sábado, 28 de abril de 2012

LA WEB DE LA GENERALITAT PARA DELATAR A MANIFESTANTES DIFUNDIÓ IMÁGENES DE UN MENOR


Hace cuatro días desayunábamos con la noticia de que el Departamento de Interior de la Generalitat Catalana había activado en su página web una galería de imágenes (www.gencat.cat/mossos) de episodios de violencia callejera para que los ciudadanos pudieran identificar y delatar a sus autores, todo ello bajo el lema "Colaboración ciudadana contra la violencia urbana" (vamos, que todos podemos colaborar con la represión policial y sentirnos colaboradores de la "Stassi" catalana).

Esta polémica iniciativa -de muy dudosa legalidad-, ha mostrado su aberrante naturaleza al incurrir en el ilícito penal de mostrar imágenes de un menor, quien aparecía como "persona 39". Al ser reconocido por sus padres, éstos acudieron a comisaría para pedir que las fotografías fueran retiradas. No cabe reconocer mayor éxito a la iniciativa de los Mossos, a quienes desde aquí sugiero abrir un portal completo dedicado al chivateo y la delación ("judas.cat" me parece la dirección adecuada): el chaval ha sido identificado, la Fiscalía de Menores actuará con la diligencia que le caracteriza (salvo el "caso Froilán")  y -éste parece ser el mensaje- el que quiera ejercer de vándalo que se elija máscara o disfraz para su próxima actuación. "Big brother watches you".

 La iniciativa del cuerpo policial más represivo de la península es de tan improbable encaje en el ordenamiento jurídico de un estado de derecho que el ex-fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo ha recomenadado a los ciudadanos que no cooperen con la web, puesto que vulnera el derecho a la propia imagen y es "impropia" de una sociedad civilizada.

Sería saludable que alguno de los jóvenes cuya imagen se ha exhibido en la página de los Mossos presentara la pertinente denuncia por conculcar su derecho a la privacidad, a la imagen y a la presunción de inocencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario