martes, 10 de abril de 2012

EL COLABORADOR DE SARKOZY QUE CONTROLABA A MERAH APARECE MUERTO EN NUEVA YORK

El caso del "asesino de Toulouse" se enmaraña cada vez más, mientras una verdad escandalosamente incómoda pugna por salir a la luz, la que demostraría que Mohamed Merah no era más que un cabeza de turco prefabricado por los servicios secretos para ser usado como chivo expiatorio en un auto-atentado que favoreciese los intereses electorales de Sarkozy. Las dudas sobre la autoría de los crímenes se incrementan al saberse que, durante las horas en las que estuvo rodeado por la policía, Merah pidió hablar con una agente que le había acompañado en un viaje a Pakistán en Noviembre del 2011.

Es ya de dominio público que Merah era un contacto del alto diplomático y miembro del Consejo de Estado, Descoigns, íntimo amigo de Sarkozy. Pues bien, el cuerpo de este último apareció el día 4 de abril muerto en un hotel de Nueva York, a donde había volado sin dar explicaciones a nadie -¿o acaso iba allí justo para darlas?- en un escenario que ya es tópico en el caso de estos suicidios tan "convenientes": desnudo, junto a una botella de whisky y unos antidepresivos.

La desaparición de alguien que podría aclarar tantas cosas -y que iba a citar la abogada de Merah- cubre las espaldas del "mister X" de este caso. Saber quién es es tan fácil como pensar a quién beneficia.

Los rumores estaban siendo tan clamorosos en los últimos días en Francia e Italia, que el jefe de los servicios secretos franceses, Bernard Squarcini, tuvo que salir públicamente a desmentir que Merah fuera un agente a su servicio.

(Fuente: http://www.rafapal.com/?p=15020)

No hay comentarios:

Publicar un comentario