jueves, 22 de marzo de 2012

LA LEY FEDERAL ESTADOUNIDENSE HR 347 , UN PASO MÁS HACIA LA DICTADURA

.
Hace menos de un mes el presidente Obama aprobó y firmó la controvertida ley HR 347, bautizada ya por los estadounidenses como 'Goodbye First Amendment Law' (Ley del adiós a la Primera Enmienda'). Según la nueva norma, queda prohibida cualquier demostración de protesta contra el gobierno, así como la participación en todo tipo de manifestaciones. La ley establece un castigo de hasta 10 años de cárcel para quien a sabiendas entre o permanezca en cualquier edificio o terreno sin la autorización legal del Gobierno. También se puede acabar tras las rejas si otra persona denuncia que se tiene la mera intención de protestar.

Para acercarse al presidente de EE. UU. o cualquier otro político, una persona común y corriente necesitará un permiso especial. La ley incluye como delito la intención de impedir o perturbar las funciones normales del área privada o del Gobierno.

De hecho la HR 347 puede reprimir cualquier protesta en cualquier lugar como, por ejemplo, en eventos deportivos o la próxima reunión del G8 en Camp David, o cuando se desarrollen reuniones bilaterales en Estados Unidos. Según los críticos, la controvertida ley restringe la libertad de expresión y podría ser usada en contra de aquellos manifestantes que el Gobierno determine.

Con dicha medida el Gobierno de EE. UU. demostró que la protesta contra las élites mundiales o nacionales podría ser castigada por el código federal, en lo que parece ser una respuesta a las protestas del movimiento "Ocupa Wall Street", que tomó una de las plazas de Nueva York en septiembre del pasado año, impulsando un amplio efecto dominó en todo el país.

La HR 347 ha levantado una gran polémica en la sociedad estadounidense. Para las voces críticas, el proyecto de ley HR 347 no es más que una evidente muestra de autoritarismo dictatorial, una flagrante violación de la Constitución y un grave ataque a los derechos otorgados por la Primera Enmienda a todos los ciudadanos de EE. UU.

De forma inequívoca, esta enmienda demuestra la hipocresía de la Casa Blanca, que alaba protestas democráticas en otros países y, en cambio, las reprime en su propio territorio.

(Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/ee_uu/issue_37529.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario