miércoles, 29 de febrero de 2012

UNA REFLEXIÓN A PROPÓSITO DEL CIERRE DEL BLOG "ANTIMPERIALISTA"

.
"¿No comprendes que temores y deseos son los sicarios que tus amos mantienen en tu corazón, como en una ciudadela, para sujetarte? Echa fuera esa guarnición, entra en posesión de esa fortaleza que es tuya, y serás libre." (Epicteto)

Supongo que la única forma de no caer en el fundamentalismo es estar dispuesto a revisar las propias creencias cada cierto tiempo, contrastándolas con la realidad de lo vivido, sentido y experimentado. No hacerlo así implica situarse en una posición nefasta de pretendida posesión de la verdad absoluta (y además le convierte a uno en un sujeto insoportable). Viene todo esto a cuento de una conversación que tuve el sábado con otro bloguero y su chica en la que él me decía que, a la hora de la verdad, la información que voy liberando en este espacio conduce únicamente a alimentar el miedo y las obsesiones.

Vuelvo hoy a considerar sus argumentos a a la luz del texto con que el administrador de antimperialista.blogia.com -un blog que he tenido enlazado durante varios meses- se despide de sus lectores, y que, entre otras cosas, dice lo siguiente:

" ... con el paso del tiempo he podido comprobar que la información aportada por este blog (ánalisis sobre las estrategias del Poder para perpetuarse) servía para ir sumiendo en un estado de desesperación y de negatividad a la gran mayoría de los lectores, mucho más que para cualquier otra cosa; actualmente, pienso que la vida no debe verse a través de las lentes de la política, de la economía o de la ciencia, pues es mucho más grande que todo eso, por lo que la visión (eminentemente materialista) que estaba proporcionando con este blog contribuía más a una anulación que a una afirmación de la vida. Por otro lado, creo que internet (al igual que otros medios de comunicación de masas, así como muchos de los llamados "avances" tecnológicos) sólo están sirviendo para que los seres humanos seamos cada vez menos seres humanos, al impedirnos vivir nuestras propias vidas de una forma plena y autónoma; algo de lo que yo mismo puedo dar fiel testimonio, pues, al justificar los medios por los fines buscados, descuidé y fui alejándome de algunas de las cualidades más típicamente humanas, entre ellas, la más importante: la humildad.

Por todo ello, considero que es mi deber no alimentar más esta maquinaria destructiva y deshumanizante, haciendo lo único que en este momento está de mi mano (aunque ni mucho menos del todo) hacer: poner punto y final al blog ANTIMPERIALISTA".

Por supuesto, solo cabe respetar la voluntad del creador que dispone a voluntad de lo que moralmente es suyo, pero me preocupa pensar que una evaluación análoga -y rigurosa- de este espacio pudiera llevarme a la conclusión de que estoy realizando una labor dañina y perjudicial. Hace tiempo que hice mío el lema "antes la verdad que duele que la mentira que consuela", y a ella remito la presentación de informaciones que no son tranquilizadoras, sobre la convicción de que la verdad no lo es, y que quienquiera que busca en Internet la alternativa a los medios adoctrinadores, manipuladores y falsamente apaciguadores con que nos bombardean los poderes establecidos sabe del precio a pagar. Perdemos tranquilidad, pero ganamos lucidez.

Yo elegí la píldora roja.

Ojalá al encarar la verdad pudiera encontrar otra cosa, pero hay días que despierto y veo el cielo sucio de chemtrails que nadie explica, obligándonos a buscar la explicación por nuestra cuenta, y a reparar en que las enfermedades respiratorias se multiplican mientras atravesamos el invierno más seco de los últimos setenta años.

Ojalá pudiera confiar en las autoridades sanitarias, pero se que están al servicio del negocio de la mafia farmacéutica, y que ésta solo busca maximizar sus beneficios como sea.

Ojalá pudiera pensar en que los gobiernos buscan el bienestar de los ciudadanos, pero se que se nutren de espabilados que buscan su propio beneficio, y que se venden a los intereses de megacorporaciones que les recompensan, empezando por una industria armamentística que necesita dar salida a sus estocks en conflictos que desangran al tercer mundo.

Ojalá pudiera evadirme en el consuelo de una música que transfigurara la gris realidad, pero se que el panorama de la era MTV es el de aprovechar la proyección que tienen las estrellas del pop para difundir mensajes alienantes y deshumanizadores, y que quienes se han rebelado contra ese proceder mueren en extrañas circunstancias.

Ojalá pudiera creer que los gestores económicos administran una riqueza que pudiera beneficiar progresivamente a más y más personas, pero se que obedecen a una lógica de la usura y del despliegue de una agenda que conduce a la esclavitud absoluta de la humanidad.

Y cuanto más indago detrás del escenario más inquietante es lo que veo: veo que quienes tienen el poder real en el mundo no son elegidos por las urnas; veo que la energía limpia e inagotable que podía proveer nuestras necesidades nos es ocultada mientras se nos ofrecen combustibles contaminantes, sucios y caros solo porque quienes los venden tienen el control de la situación; veo que la Élite financiera que maneja todo en la sombra está formada por dementes ebrios de poder que organizan sus lealtades en torno a sociedades secretas que siguen practicando rituales sanguinarios que nadie creería que se den en nuestros días; veo el uso mágico de símbolos satánicos que nos rodean por todas partes (publicidad, cine, tv, ...), que todos ven pero muy pocos saben interpretar; veo que el motor del mundo es la mentira, el engaño y la simulación; y veo la guerra de los ricos contra los pobres cada vez más desequilibrada a favor de los malos.

Ojalá viera otra cosa, pero no creé este blog para difundir mentiras. Solo reconociendo la realidad tal cual es podemos cambiarla. No pretendo desanimar a nadie, pero no voy a negar la enorme magnitud de nuestro enemigo. Alguna vez he pensado cerrar el blog, abrumado por todas las cosas que me ha obligado a considerar, pero todavía no es mi hora de renunciar. Los espartanos no preguntaban cuántos eran los enemigos, sino dónde estaban. Y ya desde niño contestaba impertinentemente a quienes me instaban a callarme "Me callaré cuando me muera".

Pues bien, este blog está vivo. Ha publicado 458 entradas, y ha tenido más de 14.000 visitas en sus ocho meses de existencia. 25 amigos han inscrito su apoyo en él. Y aunque las cifras fueran otras, lo que le da vida es que ME SIENTO ORGULLOSO DE ÉL. Me siento orgulloso de él porque sirve honestamente a la verdad. Y el dia en que la humanidad despierte colectivamente, tomando conciencia de su enorme significado en este rincón del Cosmos, pensaré que un pequeño átomo, una astilla del espléndido despliegue de energía del que seremos testigos, habrá sido aportado por éste humilde juntaletras que, tercamente, mira de frente la realidad.

Hasta entonces, "Astillasderealidad" sigue invitando a quien se acerque a sus contenidos a reflexionar, a debatir y a despertar ...
.

2 comentarios:

  1. Bravo, unas grandes palabras. Yo también seguía habitualmente el blog antimperialista desde hacía mas de un año y me sorprendió bastante su cierre, aunque entiendo sus razones, no las comparto del todo, porque no todos tenemos el mismo punto de vista de la realidad ni mucho menos, y aunque para algunos como dijo en su despedida causara una espiral de negatividad, yo no lo veo así en absoluto, pienso que para cambiar las cosas primero debemos conocer y analizar el gran engaño en todos los ámbitos al que nos someten. Igual me equivoco, el tiempo lo dirá. Sin mas, un saludo y ánimos con el blog!

    ResponderEliminar
  2. Afortunadamente Antiimperialista sigue teniendo entradas estupendas. http://antimperialista.blogia.com/2018/021201-la-demonizacion-de-donald-trump-y-la-logica-del-mal-menor-como-estrategia-para-g.php ¡saludos!

    ResponderEliminar