domingo, 12 de febrero de 2012

UNA COMISIÓN DEL PARLAMENTO ISLANDÉS PROPONE A BRADLEY MANNING PARA EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ

Que los islandeses saben hacer las cosas bien es algo de los que este blog ya ha dado cuenta en varias entradas. Vuelven a dar un ejemplo de ello con una original iniciativa por la cual varios miembros del legislativo han decidido promover la candidatura de Bradley Manning, el soldado que durante su estancia en Irak proveyó de documentos a Wikileaks, al Premio Nobel de la Paz. Dado que hace tres años lo recibió, de forma a todas luces precipitada, el presidente Obama "el decepcionante", este "blog" apoya entusiásticamente la postulación de quien liberó una inmensa cantidad de información que nos ha permitido saber lo que hace la Élite militarista, el respeto que siente por los informadores, sus intolerables presiones sobre naciones teóricamente soberanas y toda la porquería que tapa bajo el sello de "secreto de Estado". Recordemos que uno de los documentos que Manning facilitó para su difusión a Julian Assange, y que hizo encenderse de indignación a toda la Red, fue el video en que se veía a soldados norteamericanos ametrallando desde un helicóptero a un grupo de reporteros de la agencia Reuters que habían identificado perfectamente.

Manning se encuentra actualmente en prisión, prácticamente aislado del exterior y sufriendo unas condiciones que solo pueden ser descritas como de tortura continuada. Se enfrenta a una sentencia que podría ser de cadena perpétua por "colaborar con el enemigo", y se le ha denegado en repetidas ocasiones la posibilidad de ser visitado por el Relator especial de las Naciones Unidas para la tortura, Juan Méndez. El cinismo de sus acusadores les lleva a ignorar que una de las consecuencias de su denuncia del contínuo historial de violación de los derechos humanos, manipulación, eengaño y corrupción de la política exterior de los E.E.U.U. ha sido la cancelación de la presencia militar norteamericana en Irak, que pone fin a una ocupación desastrosa para ambas partes.

La iniciativa islandesa empieza, por cierto, a provocar apoyos inesperados, como el del Oklahoma Center for Conscience and Peace Research (Centro para el desarrollo de la conciencia y la paz de Oklahoma). ¿Algún parlamentario español se anima a sumarse?

No hay comentarios:

Publicar un comentario