lunes, 12 de diciembre de 2011

CÁRCEL PARA LOS BANQUEROS

Dicen los economistas y Nobeles Joseph Stiglitz y el George Akelof que para empezar a resolver la crisis hay que meter a los banqueros, máximes delincuentes de la debacle financiera en que estamos inmersos, en la cárcel, . Estas declaraciones no hacen más que confirmar lo que la gente de a pié venimos diciendo hace muchos meses. No es nada nuevo, salvo que lo confirman unos sendos premios nóbel en economía.

La cuestión no es por tanto identificar a los ladrones y avariciosos banqueros, y demás élites de los mercados financieros, es más bien preguntarnos ¿porqué estos delincuentes de cuello blanco no están ya entre rejas?.

El sistema está diseñado para que estos delincuentes de cuello duro, corbata de seda y trajes de diseño exclusivo escapen de sus fechorías y paguen con calderilla y es que el sistema está diseñado por el poder a través de otros tipos de delincuentes, estos sentados en los Congresos y en los Senados.

Estamos en manos de delincuentes, tanto los que han dado lugar a ésta destrucción de nuestras economías, como de corruptos políticos que gobiernan para los bancos y para los mercados.

Nunca antes, al menos en la época contemporánea, ha sido tan claro que el Estado solo sirve para defender a un 1% y arrastrar a la esclavitud y a la miseria mediante el sometimiento al 99% restante.

Como dice Stiglitz en otras declaraciones, es incomprensible como los ciudadanos asisten a los recortes sociales impasibles,, el silencio de los parados. Y es que la delicuencia se transmite y expande como el fuego, tan delincuente es el banquero que ha jugado con nuestro dinero para su beneficio y nuestra ruina, como los gobernantes que se lo han admitido e incluso premiado salvando su sistema con dinero público; como la sociedad que calla y vé desde lo cómodo del sillón como le expropian el estado del bienestar conseguido tras más de cincuenta años de lucha, sin hacer nada.

El silencio de la sociedad, es silencio de miedo y de ignorancia y con ello estamos confiando en quienes nos metieron en ésta situación para sacarnos de ella. Tanto ellos como nosotros tenemos algo en común, la insconciencia de la gravedad del momento.

Quizás Stiglitz y Akelof han dado la solución, lo primero para empezar a controlar la economía sea meter a los banqueros y políticos en la cárcel. Islandía el primer país que ha juzgado y encarcelado a los culpables de la crisis, está viendo como su economía sale a flote.

(Fuente: http://ultimasnoticiaspress.blogspot.com/2011/12/meter-los-banqueros-en-la-carcel.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario