miércoles, 9 de noviembre de 2011

SI LOS ESTADOS ABDICAN ...

Es evidente que el poder económico ha doblegado al poder político. El mundo actual está gobernado por el dinero, y los políticos bailan a su son. Por tanto, no es extraño que la profesión de político carezca de credibilidad y prestigio social. Que algunos ricos reconozcan públicamente que pagan pocos impuestos es una muestra evidente de la estupidez de quienes nos gobiernan. Si los estados abdican de sus funciones, los poderes económicos toman las riendas y nos gobiernan a su conveniencia. Los partidos políticos ya solo se representan a sí mismos, y los ciudadanos solo somos para ellos la coartada que justifica su existencia. El mundo de la política está falto de personas capaces y con coraje personal y democrático. La complejidad del mundo actual necesita del ejercicio de la política con mayúsculas. Ya no sirve la mediocridad.

Pedro Serrano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario