miércoles, 16 de noviembre de 2011

ELECCIONES: UN ORIGINAL MODO DE OBJETAR AL SISTEMA

.
Hace décadas que no voto e intento convencer a los demás para que hagan lo mismo, aunque es como darse cabezazos contra la pared. Venimos bien programados de fábrica… De todas formas, como veo que por aqui hay gente por la que merece la pena escribir, les dejo mi experienca por si les sirve de algo.

Yo nunca voto, pero me molesto en ir al colegio electoral con mi DNI en la mano y un sobre electoral en la otra. Espero a que todos los interventores me tachen de sus respectivas listas y cuando descubren la ranura de la urna para que deposite mi voto es cuando empieza todo. Manteniendo siempre un tono de voz cortés y educado pero ligeramente más alto de lo normal para que todo el que esté cerca pueda oirme, les digo que no voy a votar, sino que precisamente estoy ahí para pedir un certificado de tal circunstancia: que no puedo votar por estar el sistema podrido. Siempre intentan explicarme que eso no se hace así, sino que puedo votar nulo o en blanco y entonces yo les explico cordialmente (aunque manteniendo alto el tono como comenté) y sin ninguna prisa, más o menos los argumentos de tu post y algunas referencias al método D’Hont, sin escatimar ejemplos macabros de las prácticas llevadas a cabo últimamente por sus respectivos partidos y eso. Entonces se suelen poner nerviosos y rápidamente sacan el certificado y lo firman para que me quite de enmedio lo antes posible.

En este punto hay que tener serenidad y ser persuasivo para que en el apartado correspondiente del motivo por el que el censado no puede ejercer su derecho al voto (existe un modelo ‘tipo’), el secretario (o el que sea) no ponga la típica frase de: “no estar de acuerdo con ninguna opción política”, sino la que uno quiere (o la que yo quiero, en mi caso: “el sistema está podrido”, o, como mínimo: “por estar personalmente convencido de que este sistema está podrido”).

Y es que, como decía el maestro: “no es signo de buena salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”

Saludos cordiales



POST DATA

Si me preguntan que para qué llevo el sobre en la mano si no voy a votar, les digo que después de recoger el certificado me voy corriendo pa la boda de mi prima y que como es domingo y no hay papelerías abiertas para comprar sobres de boda ...

Creo que es bueno esperar a que te tachen de todas las listas porque así, cuando acabe el recuento, no tienen más remedio que hacer una diligencia en el acta para justificar que haya más tachaduras que votos, lo que aparte de darles por… ejem, de darles más papeleo, como que reitera y reafirma oficialmente la constancia de mi negativa a participar en esta farsa.

Escrito por: YO NO VOTO (http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2011/02/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario