miércoles, 2 de noviembre de 2011

ASÍ RESPETA LA UNIÓN EUROPEA LA SOBERANÍA DE LOS PAÍSES QUE LA INTEGRAN

Otra vez vemos como las caretas de los actores de esta farsa van cayendo, revelando el verdadero talante de quienes quieren aprovechar la situación financiera internacional para aumentar su poder y subyugar a una población europea empobrecida y angustiada. Hablo de los gestores de una Unión Europea que se llenan la boca con grandilocuentes proclamas de fervor democrático, pero que cuando ven como un país socio pretende someter a referendum su propuesta -un chantaje en toda regla- ponen el grito en el cielo. ¿No era el pueblo el soberano? ¿No corresponde a la ciudadanía el decidir si acepta o no algo que le atañe tan directamente? Hay dos conclusiones que extraer de la apuesta que hacen estos hipócritas: la primera, obvia, su absoluta repulsa a toda legitimidad democrática, considerando a los ciudadanos borregos que solo han de asentir a lo que se decide de espaldas a sus intereses -vamos, lo que hizo nuestro Parlamento con la apresurada reforma de la Constitución que nos exigió la U.E.-; la segunda, más sutil, apunta al cumplimiento de la agenda oculta que rige esta crisis pre-fabricada para facilitar la transición -ya diseñada- del euro a una moneda mundial única. Se que en este momento suena a fantasía, pero al tiempo ...


Que poco duran las alegrías de los mercados. Hace escasamente cinco días las bolsas europeas subian tras la noticia del acuerdo alcanzado por la UE sobre la deuda griega. Bruselas pactaba una quita, es decir, renunciaban al 50% de la deuda griega, y aumentaba el fondo de rescate europeo a un billón de euros. Euforia, alegría, felicitaciones, politicos contentos, choque de manos, palmaditas en la espalda, fotos sonrientes y subida espectacular de las bolsas. Se creían los salvadores del Euro. Pero cinco días después resulta que todo cambía. La decisión del primer ministro griego Papandreu de convocar un referéndum para que la población griega pueda elegir sobre este pacto europeo ha hundido las bolsas de toda Europa y a Wall Street. La posibilidad de que la población vote democráticamente no ha sentado nada bien a los mercados financieros ni a los políticos europeos que inmediatamente han actuado y están presionando en estos momentos al gobierno griego para que cambie de opinión y no convoque el susodicho referéndum. Ahora sólo falta ver en las próximas horas como se desarrolla este nuevo episodio de la crisis europea, que desde luego no pinta nada bien para la democracia europea, no ya solamente porque los políticos europeos y estadounidenses presionen a un gobierno para que no someta unas medidas a la voluntad popular -ésa en la que se supone que reside la soberanía nacional-, sino a otra serie de aconteciminetos que estan sucediendo tras los bastidores y que no vemos, como la destitución de la cúpula militar griega, y que podrían indicar otra serie de sucesos todavía más graves, como la posiblidad de un golpe de carácter militar, auspiciado y alentado por el poder financiero.

Y por cierto, a escasos días de las elecciones en España, y para vergüenza del P.S.O.E., el estar al frente actual del gobierno le obliga a hacer declaraciones exigidas por Europa y los mercados. Por ello, tanto el candidato Sr. Rubalcaba, como el ministro Blanco (alias "el hijo honrado") y la vicepresidenta Salgado han lamentado la convocatoria del referéndum y que se de la posibilidad legítima al pueblo griego de poder decidir. Por eso el lema de las elecciones de Rubalcaba, "Pelea por lo que quieres", demuestra que no es más que una falacia, una campaña de marketing para ganar las elecciones y después seguir haciendo lo que dictan los mercados, ni guiños al 15M, ni a la izquierda, ni a la población. No hacen falta guiños ni declaraciones de intenciones cuando las cosas están tan claras.

(Fuente: http://falsapolitica.blogspot.com/2011/11/referendum-popular-en-grecia-sobre-el.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario