sábado, 6 de agosto de 2011

"VIVIR DE LA LUZ": UN "TOTUM REVOLUTUM"

.
Después de haber visto al fin el documental de P. A. Strubinger “Vivir de la luz” (últimamente este "blog" parece haberse especializado en documentales) se me ocurren unas cuantas reflexiones, que voy a intentar poner en orden.

En primer lugar, las puramente cinematográficas: se trata de una película amena y bien documentada, aunque su enfoque del fenómeno pránico es más “turístico” que otra cosa: el director nos lleva a Suiza, India, China, etc., y mezcla diversos enfoques, manteniendo, eso sí, una escrupulosa neutralidad respecto al tema tratado.

En cuanto a los contenidos del film, Strubinger “pica de aquí y de allá” en su búsqueda de un respaldo al fascinante fenómeno que estudia: el estado “bi gu” en el Taoísmo, la meditación en la India, la práctica del “sungazing”, la aparentemente pura casualidad, … son caminos que han conducido a diversas personas a la supresión del alimento. Por ello desfilan ante nuestros ojos “yoguis” y científicos, “frikis” entrañables y severos “iluminados”, ascetas cristianos y sectarios proselitistas, … la más diversa fauna en torno a la más increíble mutación de la especie.

Creo que es inevitable que, junto a la difusión del autotrofismo al que esta película contribuye, se pongan en marcha los consabidos mecánismos de descrédito y burla con que la mayoría acoge lo que no puede aceptar. En ese sentido, el desenmascaramiento de SÓLO un charlatán será usado de argumento contra todo pránico, igual que a los ojos de muchos TODOS los políticos son corruptos, TODOS los curas pedófilos, etc., etc. De hecho, ya el “respiracionista” Wiley Brooks fue expuesto como embaucador y mentiroso (lo que no acabó con su fabuloso negocio a costa de la credulidad del prójimo), y por eso quiero detenerme en la intervención de Jasmuheen en el documental.

“Jasmuheen” es el nombre adoptado por la empresaria australiana Ellen Greve (nacida en 1957), quien asegura haber vivido con 300 calorías al dia durante los últimos catorce años.

Vaya por delante que esta señora, un tanto pasada de botox, no me parece la imagen idónea de este novedoso movimiento, pese a lo cual Strubinger le da bastante “cancha”, y el traductor español de la película opta -en vez de la traducción literal, "Al principio fue la luz"- por adaptar apenas el “Vivir de luz” con que la australiana titula su -inmerecidamente- celebrado libro.

En uno de los fragmentos de entrevista que el documental nos presenta Jasmuheen es preguntada por el caso de una mujer que murió en Escocia intentando llevar a la práctica sus consejos. En la respuesta de la “escritora” “new age” no hay ni un atisbo de compasión por la fallecida, sino tan sólo el afán por justificarse, argumentando que la pobre mujer no tuvo en cuenta la necesidad de reducir el gasto energético al mínimo.

Cuando el programa de la televisión australiana “60 minutos” le retó a demostrar que podía vivir sin comida ni agua, el supervisor médico, el doctor Beres Wenck, descubrió que después de 48 horas Jasmuheen mostraba los síntomas físicos propios de la deshidratación: stress y alta presión sanguínea. Ella alegó que la situación era fruto del ambiente contaminado en el que se hallaba. Al tercer día se trasladó a un retiro de la montaña a 185 Km de la ciudad, donde se la pudo ver disfrutando del aire fresco y comentando que allí se sentía feliz. Sin embargo, según progresaban las grabaciones, su voz se ralentizaba y sus pupilas se dilataban. Había perdido seis kilos de peso. El doctor Wenck le dijo: “Estás deshidratada, probablemente cerca de un 10 %, y acercándote al 11, un nivel de riesgo”. También declaró: “su pulso está cerca del doble que cuando empezamos. Si continúa, corre el riesgo de un fallo renal”. A pesar de su insistencia en que se encontraba bien, el estado de Jasmuheen continuó deteriorándose rápidamente, demostrando claras evidencias de deshidratación. El doctor Wenck concluyó que de continuar el experimento podía ser fatal. El equipo de filmación estuvo de acuerdo, y dejó de grabar.

Esta información está disponible para todo el que quiera documentarse sobre el caso, y muestra lo lejano que está el caso Jasmuheen de los 411 días de ayuno monitorizado de Hira Ratan Manek o el seguimiento hospitalario al sorprendente “Mataji” Prahlad Jani. Ambos superaron el estricto control de los médicos, dejando a éstos perplejos y sin respuesta a cómo sobrevivían.

Dado mi conocimiento personal de Víctor Truviano, se que es posible “separar el grano de la paja”, y que la prueba de la humildad, la alegría y la sencillez es lo que diferencia a los charlatanes de los espíritus veraces. La pudorosa explicación que nos dio Victor a quienes compartimos el ayuno de julio acerca de adónde iba a para el importe que habíamos pagado por el curso (y que no voy a desvelar, porque nos pertenece sólo a los participantes) garantiza, a mis ojos, la profunda seriedad que preside su propuesta.

.

4 comentarios:

  1. Hola, estoy intentando ver esa película también, puedo saber como la conseguiste? Estoy en Buenos Aires y comprarla parece imposible, y descargándola por internet sólo veo la versión en aleman sin subtitulos, no la puedo encontrar traducida o subtitulada. Te agradecería poder conseguirla, estoy preparandome para hacer el proceso de 21 dias.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo,
    en primer lugar, gracias por escribir.

    Después, te comento que yo vi la película en Madrid, en una sala de versión original donde permaneción en cartelera solo dos semanas.

    Hasta donde yo se, no ha sido publicada aún en DVD, así que de momento solo cabe esperar que esa edición se produzca o que alguien suba a la red los subtitulos en español para la versión original que circula por ahí.

    Si averiguo algo más sobre el tema, subiré un nuevo comentario.

    Mucho ánimo en el proceso, ayunar es duro (yo solo hice el de 10 dias, así que imagino que tres semanas producirán un efecto increíble), pero el modo en que te reconecta con tu ser hace que merezca la pena.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, ojala pueda conseguir la versión aunque sea subtitulada en inglés. O que la proyecten acá en argentina.
    Según las personas que he conocido que han hecho el de 21 dias es increible si, como un renacer.
    Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo, soy el mismo anónimo que escribió hace más de medio año. Hice el proceso y es lo mejor que he hecho en mi vida. Buscando por internet encontré de nuevo esta página y me acordé de haberte escrito, y de que tu blog me ayudó a ver más en profundidad el tema y entenderlo mejor, antes de hacer el proceso.

    Ya que llegué de nuevo hasta aquí, aprovecho para comentarte que con otras 3 personas estamos ahora organizando un proceso de 21 dias en Extremadura, a 2 horas de Madrid, en un lugar precioso. Pensé que a lo mejor tu o algún conocido estaban interesados en esta información y les podría interesar de forma personal o para difundirla. Si les interesa o quieren más información les agradecería me respondieran a mi mail para poder enviarles un cartel que tenemos preparado y estar en contacto.

    Además estaré en Madrid la semana que viene, junto con otra de las chicas que va a acompañar el proceso. Creo que ustedes están por allá. Nosotros estamos buscando lugares que estén interesados en esta información para organizar charlas al respecto, de una forma cercana, no una conferencia, si no reunirnos con la gente y hablar, preguntar, conocernos.

    Tienes algún medio para poder hablar más en privado? No encuentro ningún contacto o algo por estilo en el blog.

    Miraré aquí si respondes el comentario para ver como contactarte.

    Un abrazo de luz.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar