martes, 30 de agosto de 2011

NOS SIGUEN TOMANDO POR GILIPOLLAS

Pido perdón por el empleo de un lenguaje nada acorde con mi templanza habitual, pero la combinación del calor africano de hoy, el levantarme y contemplar un cielo surcado de trazos propios de una pizarra escolar al final de la jornada (¿nadie más mira hacia arriba? porque los "chemtrails" están dañando algo más que la estética) y la información que voy recabando para poder crearme una opinión acerca de la acelerada reforma de la Constitución que ocupa al PPSOE han acabado por sacarme de mis casillas.

Respecto al último tema, cada vez está más claro que lo que nos venden como una prudente medida de contención del gasto es, en realidad, una imposición del Banco Central Europeo. Una vez más, nuestros políticos quedan retratados como los lacayos del poder financiero que son. El diario LA RAZÓN, en su edición de hoy, lo deja bien claro:

"TRICHET RECONOCE QUE SE IMPUSO LA REFORMA A ESPAÑA".

"El Banco Central Europeo impuso la reforma exprés de la Constitución para limitar el déficit. Así lo reconoció el propio presidente de la institución, Jean Claude Trichet, quien ayer aseguró ante el Parlamento Europeo que se lanzó un «mensaje claro» a España sobre las medidas que había que tomar para contar con el respaldo de Frankfurt ante la presión de los mercados a la deuda soberana española".
(http://www.larazon.es/noticia/6101-trichet-reconoce-que-se-impuso-la-reforma-a-espana)

El colofón de la noticia nos recuerda la sofística que gasta ese iletrado portavoz del gobierno que no quiere ser llamado "Pepiño", y que tiene en blanco algo más que el apellido:

"El portavoz del Ejecutivo socialista, José Blanco, negaba el pasado viernes en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el BCE hubiera pedido a España un cambio en la Carta Magna para frenar el déficit. «Yo no tengo constancia de que haya existido una CARTA del BCE» a España, aseguró entonces Blanco".

Solo a un imbécil de dimensiones bíblicas se le ocurriría focalizar el problema de la imposición €uropea en el soporte en que se presenta: vale, Pepiño, esa hipotética CARTA es tan inexistente como tu titulación universitaria ... así que si nuestra política interna se nos dicta vía llamada telefónica, telégrafo, fax, sms o mensaje telepático quedamos como una nación orgullosa y soberana. Cuéntaselo a tu prima la tartamuda.

¿Qué más exigencias (aunque no vengan por vía epistolar) de vuestros amos quedan por cumplir?


2 comentarios:

  1. Aun que no careces de razon en lo que dices, si creo que en la forma la pierdes, ya que por supuesto que "pepiño" dijo desconocer tal carta, pero esa actitud es propia de los politicos, LA MENTIRA, no va a reconocer que son meras marionetas del BCE, o peor de gobiernos "superiores" Francia y Alemania, otra cosa que me parece mal es tu actitud clasista y petulante, porque que yo sepa no hace falta tener un tilulo universitario para ser o estar preparado, al fin y al cabo la universidad no es mas que un mero tramite en esta mentira que es la sociedad en la que vivimos, ya que mas que un centro de cultura y enseñanza no es mas que un coto cerrado para hacer negocio unos cuantos privilegiados, vamos un CARREFOUR de titulos, oh! my god como los politicos, por eso creo en la formacion no clasisita y libertaria y no la manejada por unos cuantos privilegiados, oh! my god nuevamente quien tiene el poder?! una casta de privilegiados, pero no me demoro mas en esta historia, ya que es otro tema del que podrias tratar ampliamente...por eso insisto, no es que sea un iletrado sin titulo universitario(la universidad es provablemente la mayor factoria de iletrados con estudios), si no que es un MENTIROSO como todos lo politicos y ya lo de su prima la tartamuda, hostias!!!

    ResponderEliminar
  2. Saludos, Leo.
    Ciertamente, vivimos en un sistema en que las capacidades de las personas no están garantizadas por una titulación, pero ésta ayuda. No creo que confiaras en el diagnóstico de un "médico" si te consta que no tiene la carrera. Al referirme al inexistente título universitario del limitado portavoz del gobierno simplemente quería ironizar sobre la falacia de presumir en su curriculum de "estudios en Derecho", carrera cuyo primer curso ni siquiera llegó a terminar. Pego donde duele.
    En cuanto a si encuentras ofensivo para el colectivo de personas con problemas de dicción la alusión a "su prima", créeme que solo pongo por escrito una expresión que creo asumible en el lenguaje oral, y que muchos usaríamos y/o aceptaríamos sin buscarle más vueltas. Insisto en que escribí este artículo "muy calentito", y eso en España significa precipitación.

    Muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar