lunes, 22 de agosto de 2011

MATONES DE LEY (Artículo de David TORRES en EL MUNDO, 21-8-2011)

A DIESTRA Y SINIESTRA


La escena es espeluznante. Un grupo de matones cruza la calle con decisión, como si la calle fuese suya, y se encara con una pareja que pasa por allí. La joven grita: «¿Qué pasa?», y uno de los matones, el más cobarde, el más chulo, va y la golpea sin miramientos. Todos los demás lo alientan y lo secundan, el joven intenta protegerla en vano. «Vete a tomar por culo», grita otro matón. Un reportero dispara su cámara para inmortalizar el abuso pero el flash alerta al macho alfa de la manada que se lanza contra él. «La cámara, que me des la puta cámara, te he dicho», ordena el machote. Como el hombre no obedece, le cae encima una lluvia de golpes y patadas, entre ellos un porrazo en la nuca que suena a cabeza rota y que lo deja tendido en el suelo. Después la manada olfatea sangre más allá y lo dejan en paz para proseguir la diversión.

Esta escena no tuvo lugar en cualquier dictadura vergonzosa de Oriente Medio o de Sudamérica sino el jueves mismo por la noche, en la calle Atocha, en Madrid. Los matones gastaban uniforme, casco y porra, y eran policías, o al menos iban disfrazados de tal. Lo narra con todo detalle el fotógrafo Daniel Nuevo en su blog, donde también pueden verse un par de instantáneas terroríficas por si no bastara el vídeo que grabó un ciudadano (http://www.youtube.com/watch?v=9zJCgUu5mtE) con grave riesgo para su integridad personal.

Son muchas las preguntas que cabe hacerse ante semejante muestra de chulería y brutalidad oficial pero esta vez están todas respondidas. Esta vez sí, esta vez una imagen vale más que mil palabras. La Policía española se ha cubierto de gloria con esta actuación digna de una banda de narcos borrachos. Aparte de bestias, de abusones y de cobardes, son tan lerdos que permitieron a las víctimas llevarse las pruebas que testificaban la agresión.

Hay que preguntarse si el verraco que capitaneó la paliza y que queda identificado perfectamente en el vídeo y en las fotos de Daniel va a quedar impune después de todo esto. Hay que preguntarse si nadie va a iniciar una investigación que depure responsabilidades de arriba abajo. Hay que preguntarse si, como siempre, todo va a quedar igual (...).
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada