miércoles, 8 de junio de 2011

PARANOIA BORBÓNICA (Parte 1: CUANDO NO LE RÍEN LAS GRACIAS, LE MOLESTAN)




¿Ponerte un pino en el estómago? ¿Matarte, como hiciste tú con tu hermano (Estoril, Portugal, 29 de marzo de 1956)? Dime de qué acusas a los demás, y te diré de qué debes avergonzarte.
¿Quedaste muy traumatizado, Rey? Porque yo en tu lugar nunca hubiera vuelto a empuñar un arma. Pero tú sigues cazando, preferentemente animales en peligro de extinción: búfalos, osos, ... El por qué de tu predilección por los osos (convenientemente emborrachados, el lector bien informado sabe de qué hablo) no lo llego a entender. Tal vez quieras vengar a tu antecesor Fabila (repito, el lector bien informado, etc., etc.).
Y ahora te postulas como defensor de eso que los carentes de sensibilidad llaman "Fiesta" (otros lo llamamos tortura, barbarie, inhumanidad, ...) ¿Qué otra cosa cabe esperar de tu sanguinario linaje?
"Delenda est monarchia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario